¿Cuál elegir? página web propia o fan page de Facebook

Muchas son las opiniones que se emiten en torno a este tema, parece ser una batalla eterna entre dos rivales protagonizada por: la página de Facebook y el sitio web propio.

Para comenzar, no tienen que ser “rivales” estos dos; al contrario deben ser complementos uno del otro. Si me preguntas con cual me quedo yo, ambas son importantes, siempre elegiré como opción nro 1 mi sitio web propio, pero; sin dejar de usar la página de Facebook como una herramienta de respaldo que considero importante para alcanzar mis objetivos de plan de marketing digital.

¿Porque prescindir de alguno de los dos? Está claro que si deseas mayor alcance digital, es importante que consideres las redes sociales como un elemento necesario para estar más cerca de tu público objetivo, por lo tanto no elijo prescindir de una buena página de Facebook que me ayude con mis campañas publicitarias, mis promociones, concursos, etc. Además, Facebook es la red social más utilizada a nivel mundial, otra razón para considerarla.

Por otra parte, no me atrevo ni quiero dejar de poseer mi sitio web con dominio propio, puesto que fortalece mi marca, representa  mi espacio en la red, mi propiedad, el sitio en el que decido yo, el sitio que tiene mi nombre de forma exclusiva. Tener tu sitio propio en la web es como cuando dejas de ser un inquilino y te conviertes en propietario, y si a eso le sumas que tu nombre sea único y exclusivo, significa para mí un gran logro para mi empresa, para mi marca.

Pues bien, a continuación te presento un resumen de 7 aspectos importantes, que muestran las principales diferencias entre una página o sitio web propio y una página de Facebook, para ayudarte en la decisión de trabajar con ellas:

1.- El Control

Página o sitio web: Si decidiste pagar por tu propio espacio  en la web, eres el dueño y señor de ese espacio, tienes tu nombre exclusivo, tienes el control total de la información que se muestra, como, cuando, términos, reglas,  son todos estos aspectos tuyos y  por lo tanto, tu responsabilidad.

Página de Facebook:

Este es un espacio prestado de Facebook para que tú alojes tu página, por lo tanto, no eres el dueño, eres el inquilino, las reglas las establece Facebook y tienes que acoplarte a ellas. Si haces algo que a Facebook no le gusta, tu página puede desaparecer.

2.- Diseño:

Página o sitio web: en este caso puedes jugar con tu imaginación, vestir tu sitio con los colores de tu marca, inspirarte, crear, desarrollar nuevos espacios para tus seguidores, etc. Estas tareas generalmente las hace un desarrollador o agencia encargada. Lo puedes hacer tú, pero necesitas aprender sobre edición de sitios web como por ejemplo en wordpress, que si bien puede resultar sencillo de usar, siempre habrá algunos tecnicismos que dominar.

Página de Facebook: siempre se ven de la misma manera, los colores no dependen de tu marca, sino de las políticas de Facebook. En este tipo de páginas puedes acomodar a dicha estructura tu logo y tu contenido, como fotografías o videos de tu marca o empresa.

En una página de Facebook la apariencia puede cambiar rotundamente y de forma inesperada, todo dependerá de los planes de Mark Zuckerberg, dueño de Facebook, y su equipo.

3.- Entrega del contenido

Página o sitio web: El usuario tendrá que esforzarse más por llegar a tu contenido. Cuando hablo de esfuerzo me refiero  a que tendrá que copiar la URL de la página en el navegador. Lo bueno de esto es que, ya sabes que estos usuarios están realmente interesados en tu contenido.

Página de Facebook: El contenido de tu fan page llega de una manera más directa al usuario, sin embargo la línea de tiempo de la red social hará que tu contenido no siempre sea mostrado, también influye mucho los cambios en el algoritmo de Facebook.

 4.- Actualizaciones

Página o sitio web: Hoy día existen muchas maneras sencillas de actualizar tu web, pues se están manejando en la actualidad múltiples plataformas de diseño web que son fáciles de usar, sin embargo; siempre será necesario que la persona encargada de esta tarea sea un experto o sea preparado por un experto  previamente.

Adicional a esto, siempre debes considerar la innovación y el  refrescamiento en tu sitio web, a fin de mantener vistoso el lugar, actualizado, moderno y puedas brindar una excelente experiencia a tus usuarios, esto, puede representar un esfuerzo de inversión ocasionalmente.

Página de Facebook: Actualizar tu página de Facebook es tan sencillo como cuando subes una foto o video en tu cuenta personal, de esta manera es más fácil delegar esta función en un administrador de la página que tenga conocimientos básicos de informática o computación.  Si quieres experimentar un nivel más avanzado como administrador, también están las plataformas como Business Manager que elevarán la experiencia de administrar tu fan page de Facebook.

5.- Ganancias

Página o sitio web: Con tu sitio web, puedes vender espacios publicitarios a otras marcas si así lo prefieres, es una de las diferentes formas que tienes para ganar dinero con tu sitio web. Además, una de las funciones más importantes, es que puedes automatizar procesos y vender de manera automática y eficaz.

Página de Facebook: No se pueden anunciar terceros en tu muro, por lo tanto no puedes vender publicidad a terceros. La buena noticia es que sí puedes crear tu tienda online dentro de tu página de Facebook y sí puedes pagar tu propia publicidad para atraer más personas interesadas en tu oferta.

6.- Estadísticas

Página o sitio web: Las estadísticas de tu sitio web, son tus estadísticas, solo tú las ves y controlas, hasta que decidas lo contrario.

Página de Facebook: Hay muchos datos estadísticos de tu página de Facebook que pueden ser vistos y analizados por todos en la web, estás mucho más expuesto en este tipo de página,  en ese sentido; todos pueden ver cuantos seguidores tienes,  quienes son tus seguidores, compararte con la competencia, etc.

7.- Interacción

Pagina o sitio web: La interacción en una página web es un tanto escasa, al menos en comparación con la interacción que visualizas en una red social. Lo bueno, es que hay maneras de lograr la interacción con tus usuarios en tu sitio web, una es a través de artículos que pueden comentar, se puede añadir un chat para atender dudas y siempre está la opción de enviar un correo  electrónico o mensaje a través de un formulario que dispongas para ello. Es evidente que para lograr una buena interacción desde tu sitio web, deberás esforzarte y trabajar duro para ello.

Página de Facebook: Por ser una red social, la interacción fluye de una manera natural, la comunicación es bidireccional y además tu empresa o marca se nutre de los comentarios realizados por todos tus usuarios, independientemente si los comentarios son positivos o negativos, el tenerlos al alcance te ayuda a estudiar a tus clientes o potenciales clientes de forma sencilla. Además, Facebook es la red social más usada en el mundo, esto quiere decir que muchas personas pasan tiempo en Facebook, tiempo que pueden usar para comentar, compartir y hasta chatear contigo por FB Messenger.

Ahora, puedes sacar tus propias conclusiones y determinar qué es lo que más le hace falta a tu empresa, negocio o marca. Como puedes observar, tanto un sitio web propio, como una página de Facebook tienen múltiples ventajas y desventajas, todo está en tus manos sobre decidir cuál usas, dependiendo la actividad o proyecto que realices.

Recuerda que estas dos plataformas que hemos revisado en esta oportunidad, no tienen por qué reñir, al contrario, juegan a favor del mismo equipo, tu marca, tu proyecto. Así pues, lo ideal es encontrar el equilibrio entre ambas.

Comenta sobre este artículo y dinos que piensas sobre estas plataformas, ¿cuál prefieres? Te leemos.

Gracias por tu interés en este artículo, visita nuestra web y síguenos en todas nuestras redes sociales, @redinvencia en Instagram. Red Invencia en Facebook y YouTube.

Hasta pronto.

Iliana Nieves

Co Fundadora de Red Invencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *